Historia del poker

El origen del popular juego de cartas conocido como poker es un asunto en el que no se ponen de acuerdo ni siquiera quienes mejor lo conocen. Parece ser que podría descender de un antiguo juego persa y que los marineros de la actual Irán se lo enseñasen a los habitantes de Nueva Orleans.

Sin importar cuál sea su origen, se sabe a ciencia cierta que en el siglo XIX este juego era muy común en Nueva Orleans. Se jugaba con veinte cartas y los cuatro oponentes apostaban acerca de cuál de las cuatro manos de cartas era la que mayor puntuación. El juego comenzó a extenderse por todo Estados Unidos y empezó a generalizarse el uso de la baraja de cincuenta y dos cartas de la que disponemos hoy y se introdujo una nueva jugada conocida como escalera de color que consiste en tener una serie consecutiva de cartas del mismo palo. Los comodines se fueron añadiendo después.

Las cartas pasaron de las mesas de las tabernas a los casinos, en los que la práctica del juego comenzó a profesionalizarse hasta el punto de realizar competiciones mundiales en las que todos los años grandes jugadores viajan alrededor de todo el mundo luchando por hacerse con el título de mejor jugador de poker del año y consiguiendo una sustanciosa bolsa de premios que puede alcanzar las decenas de miles de dólares y que atraen a curiosos que observan como si se tratara de un partido de fútbol o una carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies