La historia del poker

La historia del poker

Con torneos internacionales retransmitidos en todo el mundo y con bolsas que hacen millonarios a los profesionales que se dedican a él, no es nada complicado asegurar que el poker es hoy mucho más que un simple juego de casino. Pero poco se sabe de sus orígenes, así que vamos a ver de cerca este tema para comprender cómo ha nacido este fenómeno de masas.


Los orígenes del juego


Para muchos, hay que remontarse al siglo X de nuestra era para encontrar el auténtico nacimiento del juego. Por supuesto, como ni se había descubierto el continente americano aún, puedes olvidarte de los salones del lejano oeste para ver este nacimiento.
Es más, hay que mirar en dirección opuesta y fijar la vista en oriente. En algún lugar de China, hubo un emperador que empezó a hacer popular un juego de cartas que mezclaba fichas para las apuestas con naipe, algo que podríamos llamar como la primera variante de poker de la historia.


Con la baraja sucede algo similar. Son muchos los que afirman que nació en China con el paso del tiempo, aunque lo cierto es que hay otros expertos que aseguran que procede de Europa poniendo su lugar de nacimiento en países como Francia, España e Inglaterra.


Un crecimiento imparable


Pero, como seguro que sabes bien por películas y series, el poker alcanzó su fama real en el continente americano. Seguramente, el juego cruzó el Atlántico con los muchos inmigrantes europeos que se trasladaron al oeste de lo que hoy es Estados Unidos atraídos por el oro.
Aquí, en cantinas, salones y bares que servían todo tipo de bebidas, las partidas de poker comenzaron a conquistar de una forma notable a una clientela necesitada de diversión para olvidar la dureza de la vida que imponían estas salvajes regiones.
En los primeros momentos, el poker que realmente se jugaba era el Five Card Draw o de cinco cartas. Esta variante tenía ya las mismas reglas y manos que hoy conocemos, aunque su popularidad no es hoy tan grande en comparación con otras modalidades como Texas Hold’em.


Poco a poco, la fiebre del oro fue decayendo, pero no la del poker, y es que muchos rincones de Estados Unidos han seguido manteniendo a este juego como parte de su cultura local.


Internet, el último salto


Si el oeste americano fue el lugar de la primera revolución de este juego, el segundo escenario es el mundo entero gracias al juego y a Internet. Sin duda, el poker ha sido el gran beneficiado de la aparición de los lugares virtuales de ocio, y es que son pocos los juegos que han podido crecer más en los últimos años.
Como ya se apuntó, la variedad más jugada hoy es la Texas Hold’em, lo que no quita para que muchos casinos virtuales cuenten con otras modalidades de poker para satisfacer las demandas de sus usuarios.


Aquí concluye esta breve historia. Como hemos visto, si bien sus orígenes son inciertos, no es nada exagerado decir que el poker es uno de los juegos de naipes más importantes del mundo desde el siglo XIX al menos y que hoy es el rey de todos ellos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario